Popular Posts

Copyright

Si querés usar fotos de este blog, mandá un email a mariano.fotografia@yahoo.com.ar, y esperá que te autoricen.
Usar y no citar es de garca. No avisar también.

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Como un cantito purmamarqueño



Siguiendo con la re-publicación de fotos y testimonios norteños, cruzamos las fronteras provinciales y llegamos a Jujuy, más precisamente a Purmamarca. Pueblo de música y turismo militante, de sensibles viajeros palermitanos, de quena, guitarra y trapos de colores.
Purmamarca me dejó un saborcito amargo en la boca. Hermoso pueblo, de cuatro o cinco calles que se entrecruzan, es muy fácil que se llene....de gente molesta. Es parada obligada de mochileros que se pasan de la raya con eso de disfrutar de la vida, sensibilizarse por "los pobres y olvidados", por tratar de rescatar la cultura aborígen y cosas así. En su afán, los visitantes hacen todo lo posible por resaltar, por mostrarse cada uno más involucrado con la causa, más militante de la abulia y la apolítica. Y claro, ni tontos ni perezosos, los pobladores, artesanos, comerciantes y empresarios despliegan toda su artillería para hacer a estos seres felices, saciando a cada metro las infinitas energías de estos jóvenes artistas totales.
El resultado es, entonces, un pueblo que ha crecido mucho, en habitantes y en riquezas, donde es casi imposible encontrar algo mínimamente genuino, donde se abarrotan tiendas y vendedores de cachibaches, donde prácticamente no existe el silencio.
Escuché una vez decir a alguien que cada provincia tiene su Villa Gessell. Si esto es cierto, en Jujuy ya sabemos adonde queda.

Foto 1: sesión de arte fugaz a la luz de la luna. Foto 2: obreros de la construcción. Foto 3: escalonado ingreso a una casa. Foto 4: niña y bicicletas. Foto 5: espías ByN.
< >