Popular Posts

Copyright

Si querés usar fotos de este blog, mandá un email a mariano.fotografia@yahoo.com.ar, y esperá que te autoricen.
Usar y no citar es de garca. No avisar también.

Páginas vistas en total

Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

Último llanto

Hola de nuevo, Néstor.
Te escribo por última vez, desde el silencio de mi casa.
Qué días locos estos, ¿no? ¿Te los imaginabas así?

Me estoy dando cuenta de que desde hace dos días necesitaba llorar. En la Plaza no pude, había mucha gente y se vivía un clima alegre, aunque parezca mentira. Supongo que, como a mí, a muchos les habrá costado reconocer tu muerte. Hoy vi pasar la caravana de coches y gente que te llevaban de regreso a tu lugar de nacimiento, y ni una lágrima. El cielo, parece, lo hizo por mi.
Volvía a casa en el colectivo. Había algo de soledad en el ambiente, algo de pérdida. El colectivo se movía lento por las calles grises de Monte Grande. Poca gente, apenas un puñado. Había dejado de llover y se estaba haciendo de noche despacio. Un silencio absoluto en la calle y ahí adentro, que creaba el ambiente perfecto para sentirse desvalido.
Y leí lo siguiente, algo que escribió Hernán Brienza apenitas después de tu muerte:
"Final personal: en una sola oportunidad pude entrevistar al ex presidente Kirchner. El encuentro se produjo en diciembre de 2002 cuando él todavía era precandidato a las elecciones. Como ocurre siempre en las entrevistas políticas, cuando se apagó el grabador nos quedamos charlando un rato largo sobre política, economía y otras cuestiones. (...) Antes de despedirnos me hizo una pregunta personal. "Si yo llego a ser presidente y vos tuvieras que pedirme una sola cosa ¿qué me pedirías?" Lo miré y con cierta inocencia, le respondí: "Un país con un mínimo de dignidad." Canchero, llevó su mano al hombro y me dijo: "Olvidate, dalo por hecho. No te voy a defraudar, entonces, gordo." Nunca tuve oportunidad de decírselo y aprovecho estas páginas para hacerlo, en vano, ya que no podrá leerme. Casi como una catarsis y un homenaje te digo: "No me defraudaste, flaco" (*)

Así es loco. Entre lágrimas, las últimas tal vez, en ese cansino colectivo suburbano, en esta horrible tarde de lluvia, en este silencio vacío que procede a tu inexorable partida, yo también te digo que no nos defraudaste. Gracias, no te olvidaremos.



(*) Hernán Brienza , "La muerte nunca fue peronista"
Tiempo Argentino, Jueves 28 de Octubre de 2010.
< >

Ayer y hoy: hasta siempre.

Algunas fotitos, recordando a Néstor.















< >

Una foto con Néstor Kirchner


Néstor, hoy es un día muy difícil. Para mi y para muchos.
Me cuesta conseguir palabras para expresar el profundo dolor que produce tu partida.
Me aferro a recuerdos, a imagenes, como hacemos todos los que, de una u otra manera, te queremos bien. En estos días se te va a recordar, principalmente, por aquellos actos que nos dieron dignidad y nos devolvieron la autoestima . Este concepto, autoestima, es algo que te recuerdo del principio, de tus primeras palabras como presidente.

Nuestros caminos se cruzaron. Fue muy raro todo, como tu advenimiento. Después de votarte en Buenos Aires, me acuerdo, decidí dejar todo acá y viajar al sur. Elegí Ushuaia. Pero estando allá, me convocaron para ir a trabajar a un hotel en Calafate. Ahí fui.
Era una hermosa tarde de sol y viento. Apareció uno de mis amigos en un Duna blanco, gritando que "el presidente" venía para acá. Salimos los que estabamos en ese momento en la cabaña, a verte pasar. Venías caminando despacio, me acuerdo que te seguía Alberto Fernandez y dos o tres personas más. Cuando estabas cerca te grité: "Presidente, ¿puede ser una foto?" Vos respondiste que sí.
Ahí estamos. Un Mariano con 6 años menos, un Néstor recién presidente. Era el verano de 2004, frente al lago Argentino, en tu tierra, ahí donde hoy nos dejaste.

Gracias por todo, Néstor.
< >

Gracias Néstor

Lágrimas.
Tu vida no fue en vano.
Siempre estaremos con vos, y con Cristina.
Gracias por todo.
< >

Mariano Ferreyra II

Hace como un mes, ponele, un amigo mío, periodista, me contó que había presenciado en Constitución una pelea entre laburantes del tren en pleno hall de la estación. La cosa era entre los tercerizados y los contratados, o planta permanente, o como se llame. Resulta que al delegado de los tercerizados lo tuvieron que escoltar con la policía porque la cosa se había puesto muy violenta y casi lo cagan a palos. Ya había ocurrido la situación del corte de vías en Avellaneda, donde también hubo corridas y los mismos empleados del tren levantaron por la fuerza el corte que hicieron los tercerizados.

En aquel entonces, mi amigo periodista me dijo que el nivel de violencia venía in crescendo y que era evidente que esto venía para mal. No dijo nada más, pero, a juzgar por la escalada de los conflictos, existía la posibilidad cierta de que sucedieran hechos lamentables.

Uso el Roca todos los días para ir a trabajar. Por supuesto que prefiero que no se corten las vías, porque eso implica un dolor de cabeza para mí y para muchísimos otros que, como Ferreyra, somos laburantes y pasamos largas horas de nuestras vidas arriba de un transporte. Cuando el Roca no funciona, los medios alternativos son menos efectivos (ejemplo: un colectivo desde Plaza a Luis Guillón puede tardar entre 2 y 3 horas, cuando el tren le pone 35 minutos). Traté de explicarle mi parecer a mi amigo, acerca de la cagada que significa no contar con el tren, y su respuesta me hizo sentir una basura.

En estos meses, desde la advertencia de mi amigo hasta ayer, todo parecía encaminado en paz. El tren funcionando bien, nada de cortes, nada de actividad en Plaza, fuera de la normal. Relativicé el conflicto, creí que las cosas estarían encaminadas por las instancias institucionales correspondientes, casi que estaba contento de que se canalizaran los conflictos en paz, como una buena democracia lo hace. Me equivoqué.

El asesinato de Mariano Ferreyra enluta a la democracia argentina, a la actividad sindical, que yo creía tan madura. Enluta a las instituciones y a los poderes del Estado, que fueron incapaces de preveer, como sí hizo mi amigo, que se podía dar un hecho irracional y violento que termine con un muerto más en nuestras manos. Dejaron hacer, y acá están las consecuencias...

Siento que en algún punto subsisten en nuestra sociedad elementos que se sienten cómodos con la imposición de la violencia para la resolución de los conflictos. Eso es sabido, y no descubro nada nuevo. Creía, nomás, que el movimiento de los trabajadores, sea cual fuere su ideología política, había avanzado lo suficiente en estos años de democracia para dejar atrás definitivamente las viejas prácticas mafiosas. Es evidente que no.

El rol del Estado como mediador en los conflictos ha hecho increíbles avances. Pero insuficientes. Como laburante que soy, exijo mayor compromiso a todos los poderes estatales, a todos los actores gubernamentales, a todas las fuerzas políticas y sindicales, para que la muerte injusta de Mariano Ferreyra no sea en vano. Debemos aprender, como sociedad, que nunca está justificada la muerte de una persona que reclama sus derechos, que este tipo de actos no tienen cabida en la Argentina del siglo XXI, que el pueblo no quiere más violencia sindical, nunca más.

Hoy vine a trabajar como todos los días. El Roca funcionó igual que siempre, por lo menos a la hora que yo lo tomé. Hubiera preferido que estuviera de paro, con sus trabajadores repudiando la muerte de Ferreyra.
< >

Mariano Ferreyra

Desde este humilde espacio, se recuerda al militante Mariano Ferreyra.
Cualquier muerte, de izquierda o derecha, es siempre repudiable. Duele más cuando se trata de una persona que se juega por las cosas que considera justas.
Como dije alguna vez, no queremos más muertes, represión, ni desapariciones ni gatillo fácil.
Creemos haber superado, felizmente, las etapas oscuras de persecución y miedo en nuestro país. Evidentemente, hay gente que busca regresar a esos momentos.
No lo permitamos, por favor.
< >

Campaña "No sea pelotudo y déjese censar"

Campaña "No sea pelotudo y déjese censar"

de En La Misma Vereda, el El Martes, 12 de octubre de 2010 a las 19:40

A ver si ponen los patitos en fila:
- El que no se deja censar, jode a todos y se jode a sí mismo
- Ud. no es el ombligo del mundo y no hicieron el censo sólo para cagarlo a Ud.- No sea ególatra
- Tenerle miedo al censista es como tenerle miedo al cuco.
- Pasarle al censista la planilla por debajo de la puerta es una grosería para con el censista que está laburando, y un descrédito al comportamiento humano. No sea guarango.
- Pedir que el portero o el seguridad le entreguen las planillas del edificio al censista es ser cobarde y pusilánime, porque es mandar a otro a que ponga la cara por Ud. Haga un esfuerzo y no demuestre que es tan cagón.
- Ud. dice que Moreno dibuja el Indec y Ud. sabe que dibuja sus números. O sea, no proyecte en los demás sus propios delitos y desaciertos.
- Haga memoria, cuando Ud. era chico, al censista sus viejos lo trataban con respeto y lo atendían. Demuestre que Ud. no involucionó.
- Si es tan valiente, encare al censista, niéguese a ser censado, bánquese que pida la presencia de la fuerza pública, y que lo lleven preso. Eso de esconderse atrás de la puerta es de octava.
- Si con eso no le alcanza, tenga en cuenta que "EN LOS PAISES SERIOS" los que suelen tenerle miedo al censo son los inmigrantes indocumentados, esos que Ud. llama "piquetero", "bolita", "negro de mierda" etc. Sea conciente que se está comportando como aquellos que Ud. tanto denosta.

Por si acaso, le aclaro: Estas preguntas no estarán en la planilla del censo, así que relájese y déjese censar, ¿ok?

Indique la cantidad de dinero que tiene en el exterior:
a) 10.000 a 50.000 dólares
b) 51.000 a 150.000
c) más de 200.000
d) ya perdí la cuenta.

Bienes muebles o inmuebles testaferrados:
a) 1 a 4
b) 5 a 10
c) 11 a 15
d) perdí la cuenta, lo sabe mi testaferro.

Evade patentes, impuestos, servicios? ¿cuales?
a) sólo patente
b) ganancias, ingresos brutos y todos los de la afip
c) enganchado por el country de la luz
d) todos los previos.

Le tiene miedo a:
a) Moreno
b) Echegaray
c) Aníbal
d) a todos los mencionados

Entiende que temerle a esas personas es
a) normal
b) paranoia y hay que ir al psiquiatra
c) totalmente lógico y esperable

¿Que le parece el siguiente comentario del lector de La Nación?:
"Lo que quiero decir es que el censista puede tener una idea del nivel de vida del censado y potencialmente calificarlo para secuestros o algo por el estilo, suponiendo que sea deshonesto, cosa que no es demasiado rara atento el nivel de deshonestidad que tenemos todos."
a) que es muy cierta
b) que es falaz
c) que no me había dado cuenta y tiene razón.

La presidente en ejercicio, elegida democráticamente, se llama:
a) Cristina Fernandez
b) Cristina
c) La yegua puta casada con el tuerto

"La 125" es:
a) una línea de micros
b) una resolución que no sé de qué trata
c) por lo que hicimos un quilombo infernal

Como hace mucho que no tiene contacto con la realidad, porque vive pegado a TN, al facebook o al twitter, le cuento cómo se vé un censista, y cómo NO DEBERÍA VERSE un censista.

Si concurre a su casa cualquiera de los que le indico que NO SON CENSISTAS, huya, y realmente, pida ayuda policial. Esos sí que van a robarle.

Hagame el favor, no sea tan imbécil de dejarse llevar de las narices. Que su hijo el día de mañana no tenga un motivo más para decir "mirá si será pelotudo mi viejo, que en el 2010, le tenía miedo a la censista".

Me llegó por mail. Un lujo
< >

Sudeste (tributo a Haroldo Conti)


"El hombre agitó una mano.
- ¡Hola!
- ¡Hola!
- ¿Qué tal va eso?
El Boga se encogió de hombros. El Colorado se frotó el cuello. Era un hombre corpulento, de rostro y pelo rojizo.
- Vengo de la casa- dijo-. Ese viejo está bien jodido... Yo no se si estedes se han dado cuenta...
El Boga se encogió de hombros.
- Yo que ustedes lo llevaría al Hospital de San Fernando.
- Ahí lo matan con toda seguridad.

(...)

"Traía el reloj y una manta cruzada sobre el brazo. Era la primera vez que el Boga la veía con ese vestidito floreado, demasiado corto y un poco juvenil para su edad. Seguramente no tendría otro y lo conservaba desde tiempo inmemorial. Lucía asimismo un ancho y chato sombrero de paja, con unas flores de género adheridas en uno de los lados. El conjunto era un poco triste y un poco cómico a la vez. Se había puesto unas medias de algodón, pero conservaba encima el par de zoquetes marrones. Calzaba zapatos de hombre y la señal de viaje era aquella enorme cartera de cuero color negro que colgaba de uno de los brazos.

Por fin se sentó. El Boga echó a andar el motor. El viejo miraba ahora hacia adelante, hacia ese punto inescrutable.
Partieron.
El perro los siguió, corriendo por la costa. En un punto los adelantó, pero, antes de la desembocadura, la lancha había cobrado velocidad y lo dejó atrás rápidamente."










Fragmentos de Sudeste. Se puede conseguir el libro acá.
Fotos copyright Mariano Iñiguez
< >

Un brindis


Quiero decirles que se pueden leer buenas cosas por ahí, un libro, un artículo en el Página, o se puede escuchar un CD de reagge nacional comprado en el tren que tiene Drer Mar I y leer la descrpición más perfecta de un habitante del Conurbano.

Después pueden mirar fotos de la fiesta de hoy de ByT Argentina (están desordenadas):













Ah sí, está Nadia Zyncenko.
< >

De laburantes y la zafra



Voy solo a contar un poco el contexto, como para que se entienda mejor: la archimencionada en este blog provincia de Tucumán recibió en el mes de Agosto al tren hospital de la Fundación Alma, junto a este humilde servidor.
Uno de esos días apareció un colectivo, reducido a chatarra por años de mal uso y corrosión, con laburantes de la zafra azucarera. Pinchó una rueda justo frente al tren. Un par de ellos se hicieron atender en el hospital, por dolores de garganta y tos. Fueron dos pibes, uno de ellos de 14 años, que entraron a los consultorios con sus padres. Aproveché la ocasión, les pedí permiso para fotografiar el momento, y escuchar lo que tenían para decir de esa realidad. Ellos mismo me pidieron que hiciera fotos en el colectivo, casi como si quisieran mostrarme algo que desconocemos.
Van algunas fotos, y el audio de una entrevista con Betty, una tucumana que trabaja en el tren como cocinera y mucama, quién además tiene a su madre que trabajó en la zafra. Ese audio dará el contexto ideal para entender las fotos.
Servirá para que cada uno saque sus propias conclusiones, y comprenda la importancia que tiene, para mi, la discusión por la futura nueva ley de trabajo agrario, que, aparentemente, se comenzará a debatir este año (¿será así?).

Acá copio algunos links con la poca información acerca de este proyecto que encontré, y los previsibles críticos de siempre: Agencia Nova, P12, Clarín, Nación

Escuchen el audio para saber más o menos de lo que estamos hablando (va para vos Momo, que hablando desde la Rural no das muy laburante, que digamos).




Y fotos:







Fotos con copyright de Mariano Iñiguez
< >